Orientaciones indispensables para la seguridad del paciente en cirugía plástica

 

Hoy en día la seguridad y el éxito de un procedimiento quirúrgico especialmente en Cirugía Plástica está ligado a una serie de factores que ahora deben incluir también el riesgo de los profesionales que actúan en esta área. 

Seguridad del Paciente

Las cirugías deben ser realizadas por un Cirujano Plástico especializado y que sea miembro de la Sociedad de Cirugía Plástica del país correspondiente, siempre el paciente debe verificar el currículum del cirujano plástico e investigar sobre experiencias y resultados en personas que ya han sido operadas por el facultativo escogido. Los pacientes no deben dejarse llevar por propagandas millonarias que promocionan resultados inverosímiles ni por los precios bajos, que es una forma de atraer al paciente. La preparación de un Cirujano Plástico y la tecnología tienen un costo.

 

Es importante que las cirugías sean realizadas en hospitales o clínicas de la especialidad bien equipadas con el suficiente personal capacitado, y que tengan el debido permiso de funcionamiento otorgado por el Ministerio de Salud.

 

Una buena historia clínica del paciente, previa a la cirugía es indispensable, siendo fundamental una investigación detallada de todas las patologías del paciente, para saber si el paciente necesita exámenes secundarios específicos. Los exámenes básicos que se deben pedir antes de realizar una cirugía son los siguientes: Hemograma completo, coagulograma, urea, creatinina, ácido úrico, sodio, potasio, glicemia, proteínas y fracciones, enzimas, examen de orina; si es necesario cultivo y antibiograma, radiografía standart de tórax y un electrocardiograma con valoración cardiológica prequirúrgica.

 

Es muy importante que el paciente lea y firme un Consentimiento o Autorización para procedimientos quirúrgicos antes de la cirugía, en el cual se detallará la o las cirugías que el paciente se realizará, y se explicará las ventajas, riesgos y posibles complicaciones.

 

Todo procedimiento quirúrgico debe estar acompañado de un Anestesiólogo, así también es muy importante la valoración preanestésica del paciente, que deberá hacerla el anestesiólogo por lo menos 24 horas antes de la cirugía. La sala de recuperación es fundamental y está bajo la responsabilidad del Anestesiólogo. Es importante que junto a una ficha de anestesia, sea hecha una descripción de las condiciones del paciente operado al momento de llegar a la sala de recuperación con las recomendaciones y cuidados que sean necesarios.

 

Las cirugías programadas deben ser siempre lo más simples posible, evitando procedimientos múltiples que prolonguen el tiempo operatorio. En un trabajo publicado por Forrow y colaboradores en la revista americana de Anesthesia en 1.982, volumen 54 página 811-7, concluyeron que el tiempo de anestesia inferior de 30 minutos presenta una mortalidad de 0,5%. Con duración menor de 2 horas, 1,6%; 1 a 6 horas, 7,5%; entre 6 y 10 horas, 14,4%. El consideró solo el tiempo de anestesia sin contar otros factores de riesgo como son pérdidas sanguíneas, hipotermia, y enfermedades existentes.

 

Es decir que mientras se asocien más procedimientos quirúrgicos durante una cirugía y halla un mayor tiempo de anestesia, la tasa de mortalidad de los pacientes será mayor. Las reglas que deben aplicarse en cirugía y anestesia son simples:

 

1 .- El principio NO HACER DAÑO es una regla fundamental para todo Médico. 

2 .- No complicar las coasas.

3 .- Respeto a las leyes de Murphy.  

4 .- Obedecer las 3 H: humildad, habilidad y humanidad.

 

 

Taven Bryan Womens Jersey