Obesidad y Cirugía Plástica

 

La búsqueda de la belleza ha acompañado a la humanidad a lo largo de toda su evolución, los patrones de belleza pueden haber cambiado mucho al pasar de los siglos, pero nunca dejó de ser perseguido el ideal de belleza.

 

El arte es un testimonio de los diferentes cambios que ha tenido el concepto de belleza, en las pinturas y esculturas podemos ver que en su momento se valorizan senos grandes o  pequeños, cuerpos atléticos o  cuerpos que ya eran gruesos y  hasta obesos, y estas  diferencias  varían en  función  de  diversos factores, desde  los valores morales y religiosos hasta  el papel  que la persona desempeña en la sociedad.

 

Lo que hace que alguien sea considerado bello es muy sutil, y muy difícil de definir, el concepto de belleza es muy subjetivo, pero si se puede decir que la belleza está íntimamente asociada a la armonía, y la Cirugía Plástica tiene como objetivo moldear formas armónicas.

 

La obesidad, reconocida como la epidemia del siglo 21, es una enfermedad crónica que dependiendo de su magnitud llega hasta a deformar el cuerpo de un individuo, y aunque este paciente comience a bajar de peso, siempre van a quedar las huellas de la obesidad, que es una piel abundante, vacía, flácida, por que tal era el volúmen que contenía que ha perdido su poder de elasticidad, y la gran mayoría de las veces la piel no puede recuperar su tono, no puede volver a su estado original por si sola, y es en este momento que la Cirugía Plástica va a jugar un rol muy importante en estos pacientes.

 

La importancia de la Cirugía Plástica en el tratamiento del paciente obeso no trasciende a una simple cuestión de estética, sus efectos psicológicos son todavía más importantes que los resultados estéticos.

 

En el paciente obeso tratamos de conseguir armonía de sus formas, eliminando los depósitos de grasa que aún quedan, devolviéndole a sus cuerpo la forma que perdió o dándole la forma que nunca tuvo; además tratamos de eliminar la mayor cantidad de aquella piel flácida sobrante. Las personas que pasan a convivir en armonía con su cuerpo cada día gustan más de si mismas, y consecuentemente van a ver la vida de una manera más positiva.

 

Es importante explicar al paciente que para obtener un buen resultado tendrá que realizarse algunos procedimientos quirúrgicos, y siempre comenzaremos tratando la parte de su cuerpo que más le molesta. También es importante que sepa que todo estos cambios tomarán un tiempo, uno no se engorda de un día para otro, le llevó algún tiempo, igualmente tomará un tiempo volver a formas aceptables estéticamente hablando.

 

Como el tratamiento del paciente obeso es un trabajo de equipo, durante todo este tiempo el paciente estará acompañado por endocrinólogos y psicólogos. Cuando el índice de masa corporal es mayor de 35 en adelante y hasta se acompaña de enfermedades concomitantes como son diabetes o hipertensión, recomendamos la Cirugía Bariátrica.

 

Debe quedar claro que preservar la auto imagen del paciente es fundamental, por eso la Cirugía Plástica no pretende transformar completamente a una persona pero si corregir sus imperfecciones con el máximo de fidelidad a la esencia de su personalidad.

 

Taven Bryan Womens Jersey