Ácido Hialurónico

Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de forma natural en numerosos tejidos y órganos del cuerpo humano: epidermis, tejido conectivo, cartílagos, líquido sinovial, ojos, etc. Una de sus propiedades más importantes es la capacidad para atraer y retener el agua, lo que hace que esos tejidos se hidraten y mantengan en buenas condiciones y  por lo cual es utilizado como relleno para arrugas, surcos, depresiones así como para aumentar volumen y proyección en cualquier parte del cuerpo. 
Ocurre sin embargo que en el proceso de envejecimiento su presencia en el organismo disminuye progresivamente y, nuestro organismo no es capaz de reponerlo.  Como consecuencia, la piel pierde hidratación y, por tanto, elasticidad y firmeza tornándose más fláccida y abriendo así la puerta a la aparición de arrugas.
El ácido hialurónico que utilizamos es un gel inyectable y se inyecta en las zonas a tratar. Hay fundamentalmente dos tipos:
Reticulado: se presenta en forma de gel (densa), lo que permite que mantenga la estabilidad durante más tiempo.  De acuerdo a su grado de reticulación su eefecto durará de 6 meses hasta 24 meses.
No reticulado: es líquido y conserva su estabilidad durante menos tiempo (aproximadamente 3 meses). Y se lo utiliza en mesoterapia.

Usos estéticos del Ácido Hialurónico

La función de los cosméticos con ácido hialurónico, es básicamente la de mantener una buena hidratación de la piel, incluso en sus capas más profundas, de modo que se mantiene el grosor, el volumen y la tersura de la misma. Puede servir para evitar o retrasar la aparición de arrugas o también tratarlas cuando éstas están su fase más incipiente de aparición.
Sin embargo, en el campo de la medicina estética ha supuesto una verdadera revolución en el tratamiento de las arrugas. Se ha demostrado clínicamente que cuando se aplica mediante inyección intradérmica el ácido hialurónico estimula y activa los fibroblastos incluso en personas de edad avanzada, lo que supone que además de proporcionar un mayor volumen a la piel también se estimula la formación de colágeno. De ahí que en la actualidad este tratamiento se esté utilizando para eliminar ciertas arrugas:
Los surcos nasogenianos, los que parten de la nariz hacia los laterales de la boca).
Los pliegues peribucales y las comisuras labiales, en la línea de contorno de labios.
Surco nasoyugal
arrugas del entrecejo, patas de gallo y frente
Para dar volumen y proyección al mentón, pómulos,  labios
Delinear y aumentar marco mandibular

Tratamiento

Se trata de un tratamiento rápido que suele realizarse de forma ambulatoria,  no es un procedimiento quirúrgico pero en algunas ocasiones necesita anestesia local. No suele ser, por lo general, un procedimiento doloroso, aunque es normal que el paciente sienta ciertas molestias durante la aplicación del ácido hialurónico.
Cuando se inyecta de forma adecuada y en la cantidad precisa, los efectos son casi inmediatos y su resultado es bastante natural. Al tratarse de una sustancia que la piel sintetiza por sí misma, sus efectos irán disminuyendo con el tiempo. En función de la reticulación del producto utilizado, la media de duración del ácido hialurónico oscila entre los seis o doce meses y hasta los dos años los de mayor reticulación.

Aplicación de Acido Hialurónico Teosyal en surco Nasoyugales

Pacientes